Cuidado del cordón umbilical

Un cuidado adecuado puede ayudar a curar el cordón umbilical de su bebé. No jale ni manipule el cordón. El cordón se desprenderá por sí solo en un período de 2 semanas después del parto. Guíese por los pasos siguientes.

Cuidado del cordón umbilical de su bebé

Cómo ayudar a prevenir la infección y mantener el cordón seco:

  • Mantenga el cordón al aire.

  • Pliegue el borde superior del pañal de manera tal que no cubra el cordón ni roce contra él.

  • Evite vestir al bebé con prendas que aprieten el cordón.

  • No sumerja al bebé dentro del agua para bañarlo hasta que se haya desprendido el cordón umbilical y la zona donde estaba se haya secado y curado. Mientras no se haya desprendido el cordón, lave al bebé con un paño húmedo.

  • No trate de quitarle el cordón. Este se caerá solo. Es normal que haya una pequeña cantidad de sangre reseca en el cordón umbilical. También puede sangrar un poco y manchar la ropa del bebé cuando el cordón se está por caer.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica de su bebé

Primer plano de abdomen del bebé que muestra inflamación del vientre alrededor del muñón del cordón umbilical.
Llame al proveedor de atención médica de su bebé si ve enrojecimiento alrededor del cordón.

Llame al proveedor de atención médica de su bebé si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento o hinchazón en la zona alrededor del cordón umbilical.

  • Supuración o mal olor procedente del cordón.

  • El cordón aún no se ha desprendido al cabo de 4 semanas después del parto.

  • Su bebé tiene fiebre (consulte “La fiebre y los niños”, a continuación)

La fiebre y los niños

Use un termómetro digital para tomar la temperatura de su hijo. No use un termómetro de mercurio. Hay termómetros digitales de distintos tipos y para usos diferentes. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • En el recto (rectal). En los niños de menos de 3 años, la temperatura rectal es la más precisa.

  • En la frente (lóbulo temporal). Sirve para niños de 3 meses en adelante. Si un niño de menos de 3 meses tiene signos de estar enfermo, este tipo de termómetro se puede usar para una primera medición. Es posible que el proveedor quiera confirmar la fiebre tomando la temperatura en el recto.

  • En el oído (timpánica). La temperatura en el oído es precisa a partir de los 6 meses de edad, no antes.

  • En la axila. Este es el método menos confiable, pero se puede usar para una primera medición a fin de revisar a un niño de cualquier edad que tiene signos de estar enfermo. Es posible que el proveedor quiera confirmar la fiebre tomando la temperatura en el recto.

  • En la boca (oral). No use el termómetro en la boca de su hijo hasta que tenga al menos 4 años.

Use el termómetro rectal con cuidado. Siga las instrucciones del fabricante del producto para usarlo adecuadamente. Colóquelo con cuidado. Etiquételo y asegúrese de no usarlo en la boca. Podría transmitir microbios de las heces. Si no se siente cómodo usando un termómetro rectal, pregunte al proveedor de atención médica qué otro tipo puede usar. Cuando hable con el proveedor de atención médica de la fiebre de su hijo, infórmele qué tipo de termómetro usó.

A continuación hay valores de referencia que lo ayudarán a saber si su hijo tiene fiebre. Es posible que el proveedor de atención médica de su hijo le dé valores diferentes. Siga las instrucciones específicas que le dé su proveedor.

Medición de temperatura en un bebé menor de 3 meses:

  • Primero, pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo cómo debe tomarle la temperatura.

  • En el recto o en la frente: 100,4 °F (38 °C) o más alta

  • En la axila: 99 °F (37,2 °C) o más alta

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.